Tenis

María Rosa del Pino y Carlos Torres, dos tenistas entusiastas que no conciben su vida sin el deporte


Recientemente, ambos se proclamaron subcampeones de España en el campeonato nacional en distintas categorías

TENERIFE | El pasado mes de junio, María Rosa del Pino y Carlos Torres pusieron rumbo a Mallorca para disputar el Campeonato de España Veteranos en varias categorías. Las pistas de Rafa Nadal Academy, en Manacor, fueron el escenario de los subcampeonatos que consiguieron los dos deportistas, representando con orgullo al Real Club Náutico de Tenerife en esta cita nacional tan destacada en el calendario.

María Rosa del Pino llegó con “mucha ilusión, entrené y me lancé a por el Campeonato de España”, donde sumó tres subcampeonatos en categoría +75, Mixto +75 y Dobles +70. Sin embargo, no fue fácil alcanzar la final, puesto que “cuando llegué me dio una tendinitis en el talón y tuve que ir al médico dos veces y al fisioterapeuta. Me molestó bastante al principio del campeonato porque sentía mucho dolor, pero la emoción pudo más. Estoy contentísima porque no me esperaba ser subcampeona en tres categorías”.

Por su parte, Carlos Torres se presentó en el Campeonato “muy ilusionado porque llevaba dos años preparando esta competición, ya que no se pudo hacer antes por la pandemia. Es el primer año que competía y llegué con muchas ganas”, aunque reconoce que “no tenía un objetivo concreto, sino ir a disfrutar de la experiencia. Sí me vi con posibilidades de conseguir este resultado porque siempre juego para ganar, nunca he jugado un torneo o un partido pensando que iba a perder. Cuando salgo a la pista lo doy todo y con mentalidad ganadora, luego que pase lo que tenga que pasar”.

Al igual que su compañera de club, tampoco tuvo un campeonato cómodo, puesto que arrastró varias lesiones que no le permitieron llegar en las mejores condiciones a la final, donde empezó ganando por 5-7, pero en los dos siguientes terminó cediendo por 6-3 y 6-2 ante un rival “muy duro. Llegué bastante cansado porque jugué siete partidos en seis días, además, en una pista diferente porque esta era de tierra batida. No es excusa, porque podría haber perdido igual, pero ya estaba tocado físicamente en la final y había pasado tres o cuatro veces por los fisios. Una vez por los isquios, otra por la espalda, por los aductores, otra por la fascitis de la planta de los pies. Estaba un poco agotado, pero la ilusión y las ganas pudieron con todo”. Un trabajo y un esfuerzo que se vio recompensado con el subcampeonato que cosechó en categoría +45.

Con la misma fuerza y determinación, María Rosa del Pino ya piensa en la próxima edición. “Entreno con mis compañeras en el club y si llego en buenas condiciones, el próximo año volveré a intentarlo”, a pesar de haber pasado por momentos delicados de salud, ya que “me caí en la calle el 8 de marzo del año pasado y me vi obligada a parar ocho meses”. En este sentido, no concibe su día a día sin el tenis. “Llevo practicándolo desde siempre. He tenido momentos en los que he parado, pero nunca lo he dejado. Incluso tuve un accidente en el que me destrocé la muñeca y el médico me dijo que me olvidara de jugar al tenis, pero no me rendí y aquí estoy, lo conseguí”, asegura con orgullo. El deporte le sigue regalando momentos únicos y casi mágicos, por ello, recomienda “a todo el mundo que haga algo, que se mueva, porque es súper importante para el físico, para la cabeza, te sientes más ágil y mucho mejor. A veces, incluso me olvido de la edad que tengo”.

Comparte pasión por este deporte con su compañero Carlos Torres, quien no recuerda “no estar con una raqueta en la mano desde que soy pequeño”. Ahora, ya solo piensa en los próximos objetivos, aunque “llevo cinco semanas recuperándome de una hernia discal en la L5-S1. Hice un esfuerzo muy grande para estar en el campeonato nacional y lo he pagado, pero ya queda menos para volver a estar en forma”. Por ello, el gran reto que tiene por delante es “mantener a los equipos +40 y +45 de veteranos masculino en Primera categoría nacional. Es la primera vez que el club tiene a dos equipos en esta categoría y es todo un lujo poder estar entre los ocho mejores equipos de España”. A nivel individual, al igual que María Rosa del Pino, “me gustaría volver al Campeonato de España para ganarlo y conseguir el billete al Campeonato del Mundo, porque me quedé a solo un set de poder ir este año”, concluye.