Baloncesto

La Marea recibe a un líder en condición de invicto


El encuentro será este sábado (18.00 horas) en el Pabellón RCNT frente a la cantera del Real Madrid Baloncesto.

TENERIFE | El Pabellón RCNT de la Avenida Anaga acogerá, este próximo sábado (18.00 horas, puerta cerrada) uno de los partidos más atractivos de la cuarta jornada de Liga EBA. La Marea recibe en su feudo al líder de la conferencia B-B, el filial del Real Madrid Baloncesto.

La escuadra de Susma Rodríguez se encuentra preparada para un nuevo reto. En un arranque optimista, el equipo santacrucero se sitúa en un triple empate a triunfos en el segundo escalón junto a Lujisa Guadalajara Basket y Baloncesto Alcalá. En un bloque que está creciendo desde la defensa –mejor promedio del grupo con 68 puntos encajados por encuentro-, confía en volver a la senda positiva en su gran fortaleza para borrar el tropiezo reciente en cancha del CB Pozuelo.

El equipo merengue, dirigido un curso más por Mariano de Pablos, cuenta todos sus partidos en positivo -3 de 3-. Sin embargo, esta será su primera salida de la Ciudad Deportiva, pues los tres registros a favor han sido como anfitriones: CB Pozuelo (101-95), CB Matanza (94-81) y Lujisa Guadalajara Basket (90-89). Acostumbrados a un nivel de juego alto, con un tanteo de grandes números –promedian 94 créditos-, cuentan con enormes fortalezas y un marcado acento internacional, tanto en el juego interior –el ala-pívot Tristán Vukcevic- como en el exterior –el esloveno Urban Klavzar-, además de la versatilidad del joven base italiano Matteo Spagnolo.

Juan Andrés García, ala-pívot del RC Náutico, destaca que el bloque madridista “es uno de los favoritos sobre el papel para jugar la segunda fase por el ascenso”. Un encuentro exigente donde receta las posibles claves para doblegar al filial blanco. “Tendremos que ser nosotros quienes llevemos el ritmo de juego. De lo contrario, siendo un equipo joven y físico, pueden ser difíciles de parar porque tienen mucho talento para hacer puntos”.

Asimismo, el baloncestista nauta expresa que la condición de local no supone una excesiva ventaja, ante la ausencia de público. “Jugar fuera suele ser un hándicap, pero siendo a puerta cerrada, no tiene tanta importancia”. Pese a que la afición no pueda disfrutar de su equipo, agradece que la competición esté en activo. “Después de ocho meses parados, agradecemos tener ocasión de seguir jugando al deporte que más nos gusta”.

En cuanto a la línea de trabajo con Susma Rodríguez, el veterano jugador agrega que “lo conozco desde hace mucho tiempo, no a nivel de entrenador, pero sí personal. Estamos trabajando bien, sin sorpresas. Lleva muchos años en la isla, dentro de clubes importantes como el CB Canarias. Es exigente”.

Por último, de cara a objetivos en un formato reducido, con la división en dos subgrupos donde los mejores lucharán por el ascenso y los más irregulares por mantener la categoría, agrega que “aunque siempre se diga eso, cobra más valor que nunca lo de que cada partido es una final. Nuestro objetivo básico debe ser mantener la categoría en un sistema tan reducido, donde ganar cobra valor añadido, pues estará mucho más caro que en temporadas anteriores”.