Dos campeones que miran al futuro con el afán de conseguir nuevos retos

Álvaro Merino y Sergio Calderón analizan el devenir de su temporada, pensando también en la siguiente


TENERIFE | En el ámbito del deporte, esta temporada está siendo totalmente atípica por la situación en la que se encuentra inmersa la sociedad debido a la propagación del coronavirus (COVID-19). Con la incertidumbre de no saber si se podrá concluir el curso o no, los deportistas intentan mantener su forma física en sus casas con el material que cada uno dispone y bajo la supervisión y guía del entrenador. El fin último es mantenerse lo más activo posible, para que en el caso de que se pueda reanudar las distintas competiciones, no haber perdido todo lo entrenado hasta el momento.

En esta situación se encuentran dos nadadores del Real Club Náutico de Tenerife, Álvaro Merino y Sergio Calderón. El primero de ellos, asegura que este aislamiento le hace sentirse bastante mal “por no poder entrenar, ver a mis seres queridos y no poder desahogarme con ellos”. Sin embargo, “es una situación que nadie esperaba y que debemos afrontar de la mejor manera posible, siempre haciendo caso a las autoridades para que esta propagación se controle y se pueda volver a la normalidad”. Este parón causa estragos importantes y afecta “radicalmente a mi temporada deportiva porque estábamos llegando a la última etapa del año y a la mejor, donde estábamos preparándonos bastante bien para afrontar todos los campeonatos que teníamos por delante”.

En este sentido, Sergio Calderón tenía marcado en rojo en su calendario como la cita más importante “el mundial de Salvamento, que por estas circunstancias se ha aplazado al año que viene, y es una de las grandes metas que quería conseguir”, aseveró. Esta situación “como a todos los deportistas es un frenazo en seco, e incluso me atrevería a decir que esta temporada se dará por finalizada”. A nivel personal, reconoció que el confinamiento “se hace duro, pero intento tener estructurados los días y así estar ocupado”.

En cuanto a los objetivos que cada uno se planteaba para el presente curso, a Álvaro Merino, esta situación se los “ha cambiado completamente. Ahora mi función es mantenerme en la mejor condición física posible, para recuperar el ritmo cuando retomemos los entrenamientos. Mi objetivo por ahora es el Nacional de Verano de Natación, y si se cancela, enfocar el comienzo de la siguiente temporada”. Asimismo, le busca rentabilidad a este tiempo sin competir y “ahora mismo estoy estudiando un ciclo relacionado con el deporte que me mantiene activo y distraído de esta situación. Tengo que compaginar estudios y deporte, y a veces no es fácil, por eso ahora aprovecho para formarme profesionalmente a parte de entrenar en mi casa”, aseguró.

Para Sergio Calderón, estas circunstancias también han supuesto un revés en su temporada y “ahora tocará adaptarse y analizar lo que queda de ella, para hacer una buena preparación cuando esto termine”, pensando ya en el curso que viene. Al igual que su compañero de equipo, “intento suplir el trabajo que hacemos dentro del agua, fuera de ella, pero al no ser el mismo medio es bastante difícil. Por suerte tengo una colchoneta, un par de gomas y puedo hacer algunos ejercicios específicos de natación”.

Ante una temporada incierta, ambos nadadores recuerdan el año 2019 cuando compitieron en el Campeonato de Europa de Salvamento y Socorrismo en Italia. Para Sergio Calderón, “la experiencia como todas las veces que he representado a mi país es increíble. No fue mi mejor actuación individual, pero a nivel de equipo lo hicimos bastante bien. Por lo que al final se te queda una sensación agridulce de no dar lo esperado a nivel personal”, confesó el nadador nauta con cierta autocrítica. En cambio, para Merino, “competir por primera vez en una competición de tal nivel es una experiencia única e inolvidable. No solo por el simple hecho de competir en un Europeo, sino por la gente que te rodea, lo bien que te lo pasas y la ilusión que tienes al ver lo que has conseguido después de tanto esfuerzo. Nunca esperé tener esos resultados, siempre busco mejorar mis marcas y competir mejor, pero no pensé que podía llegar a meterme en el podio”, reconoció tras conseguir la tercera plaza en las pruebas de 100 Combinada y Relevo Taplin Junior.

También, ambos deportistas nautas nadaron en el Campeonato de España de Salvamento y Socorrismo, donde Sergio Calderón se proclamó campeón en dos pruebas, “más un récord de España en mi prueba favorita, ¿qué mas puedo pedir? Además, tuve la suerte que el campeonato se celebró en Alicante, mi tierra, y pudieron venir mis familiares a verme disfrutar del deporte que tanto me ha dado”, aseveró. Asimismo, Merino también saboreó la victoria en una competición donde, además, era su primer año como Absoluto cuya experiencia superó “nuestras expectativas gratamente. Habíamos preparado a conciencia el campeonato”, ya que es una de las citas de referencia para componer la Selección Nacional. “Los resultados fueron muy buenos, tanto en puestos como en la mejora de marcas, y este campeonato fue el primer paso para seguir creciendo como deportista”, concluyó.




Volver