Baloncesto

El último cuarto frustra las opciones de un combativo RC Náutico


La Marea superó a su rival en las tres primeras mangas, pero cayó ante la superioridad merengue en unos eléctricos últimos diez minutos locales.

TENERIFE | El RC Náutico Tenerife se quedó a un paso de firmar la sorpresa en su visita al líder del grupo B-B de Liga EBA: el segundo equipo del Real Madrid Baloncesto. La escuadra nauta practicó un partido serio, donde llegó a marcharse en superioridad en los tres primeros cuartos, pero donde la calidad individual de la escuadra merengue se impuso en el asalto decisivo para borrar la épica tinerfeña en un rival que suma diez triunfos en once partidos (76-60).

Manejó bien los tiempos una Marea que aguantó el abanico de recursos de un cuadro blanco plagado de alternativas y talento en su juego. Así, en el primer cuarto, el bloque dirigido por Susma Rodríguez se repuso a un parcial inicial de 5-0 en contra con un 0-7 como respuesta, bajo el acierto de Quintero, Fischer y del Pino. Dentro de esa estrategia, los insulares marcaban la primera ventaja (17-18).

Había trabajado bien el escenario el conjunto nauta. Pequeñas variaciones tácticas para romper su caudal ofensivo que permitieron controlar los argumentos en ataque de los hombres dirigidos por Mariano de Pablos. Para mayor muestra, la estadística en triples terminó en un porcentaje igualitario: 20%.

En ese intercambio de golpes, irrumpió con buenas sensaciones Mark Ivankovic, faro del equipo de cara al aro con 19 puntos y 17 de valoración, donde el baloncestista esloveno demostró su talento una vez superada su lesión.

El valor colectivo ponía en marcha una maquinaria para mantenerse en la contienda. El acierto de Ndiaye en los anfitriones era mitigado por Ivankovic, además de Danilo Brnovic. Por su parte, Niang ejercía con efectividad en el aparato de asistencias y en el rebote. Tímidas diferencias durante esta segunda manga, donde la máxima local fue de +3 (21-18) y de +2 en los visitante (29-31). El alero montenegrino se sacaba un triple dentro del dominio interior en el partido (31-34), pero de nuevo Ndiaye lo dejaba todo prácticamente equilibrado (33-34).

Siguió aguantando ante el líder en el RC Náutico del intervalo de los 20 a los 30 minutos. Los triples de Román y Quintero, unida a la inspiración de Fischer, Del Pino y Niang, se convirtieron en un recurso durante estos compases, con una máxima diferencia ratificada por Ivankovic (46-50). Brnovic y Okafor, desde la línea de tiros libres, lo cerraban en positivo (51-53).

Fue en el cuarto decisivo donde el Real Madrid Baloncesto mostró todo su poderío, no solo técnico, sino también físico. El base blanco, Urban Klavzar, tomaba la manija del encuentro para anotarse los ocho primeros créditos (59-53). Ello obligó a tomar aún más riesgos, lo que provocó que la escuadra de la capital ampliase la renta hasta hacer de la victoria un hecho inalcanzable para un RC Náutico aguantó hasta el 61-58, con las canastas de Ivankovic y Niang, pero donde el talento del director de orquesta esloveno de los madridistas se unió a la destreza de Spagnolo y Ndiaye para terminar de romper el equilibrio numérico (76-60).

 Con un balance de 5/6, la entidad santacrucera tendrá que seguir peleando en sus últimos tres compromisos de esta primera fase para salvaguardar su permanencia y pelear por su clasificación a la fase de ascenso.

Real Madrid Baloncesto (76): E. Ndiaye (18), Sole Mouratay (1), U. Klavzar (20), O. Aquino (6), M. Spagnolo (14), N. Cebrián (3), H. Veesar (5), K. Kostadinov (0), J. Núñez (6), P. Bartolomé (0), H. Santa Cruz (0), A. Garuba (3).

Entrenador: Mariano de Pablos.

RC Náutico Tenerife (60): Okafor-Augustin (3), Mark Ivankovic (10), Jorge del Pino (4), Saulo Román (3), Alberto Hernández (0), Danilo Brnovic (12), Juanan García (0), José Quintero (6), David Fischer (9), Manu Mirana (0), Guillermo Díaz (0), Fallou Niang (4).

Entrenador: Susma Rodríguez.

Parciales:

17-18

16-16

18-19

25-7

Incidencias: Encuentro correspondiente a la undécima jornada del grupo B-B de Liga EBA, disputado en la Ciudad Deportiva Valdebebas.