La Marea vuelve a casa en un duelo con acento canario

La cita se adelanta a este viernes, en el Pabellón RCNT, contra el CB Agüimes. Durante el descanso, se llevará a cabo un homenaje a la figura de Justo Ocón.


TENERIFE | La Marea vuelve a casa un mes y medio después. El equipo nauta afronta su primera prueba en casa del 2020 en clave canaria. El Pabellón RCNT se vestirá de gala para celebrar un duelo entre dos clubes de las Islas Canarias. La escuadra dirigida por Santi Lucena se mide este viernes, en un nuevo reto de Liga EBA, al CB Agüimes (19.00 horas).

El RC Náutico llega con la moral alta. Los santacruceros escalan hasta la zona media del grupo B gracias a sus triunfos en siete de las últimas ocho citas del campeonato regular. El nuevo año ha arrancado a pedir de boca con una doble excursión a Madrid que se tradujo con dos victorias en el equipaje de vuelta: 57-75 a CB Pozuelo y 77-97 contra Movistar Estudiantes. Inspiración en ataque y agresividad justa en defensa para encontrar el equilibrio en factor de regularidad dentro de la cancha.

El combinado grancanario aterriza en Tenerife con el firme propósito de presentar batalla. Los de Fermín Bosa luchan por una deseada permanencia. Situados fuera del mismo, confían en competir como lo vienen haciendo, donde la igualdad en el resultado final le ha privado de obtener un mejor balance (4/12). En 2020, el CB Agüimes se quedaba cerca ante Aloe Plus Lanzarote Conejeros (67-69), mientras que viene de vencer a CB Pozuelo (68-58). Respaldados en el acierto con los puntos de Paulo Rodríguez y Garny García, promedian 64 puntos de media por partido.

En la primera vuelta, ambas escuadras se midieron en la segunda jornada, suponiendo la primera victoria del curso para los intereses del RC Náutico en el Pabellón Municipal de Agüimes (52-94). En aquella fecha de septiembre, los nautas completaron un encuentro casi perfecto con acierto en ataque -Brnovic lideró con 23 puntos- y una gran concentración en defensa en términos colectivos.

El base nauta, Alberto Hernández, declara que el equipo está "en un gran momento colectivamente hablando. Jugamos en equipo y estamos disfrutando de las victorias. Se están haciendo bien las cosas". El realejero añade que en lo personal "me encuentro cómodo, plenamente adaptado y a lo que el entrenador quiere de mí. Siempre salgo a la cancha a dejarme la piel".

Sobre el duelo de este viernes, comenta que "nos encontraremos con un partido distinto al de la primera vuelta. Necesitamos seguir con nuestra dinámica de juego, persistiendo en el ritmo de ataque y una defensa agresivas". Una serie de claves que pueden ser "decisivas".




Volver