Alberto Díaz y Marta Pérez Mur, rumbo a Estados Unidos   

Los tenistas del RCNT reciben becas deportivas para continuar con su formación en las universidades de Nebraska y Texas


Los tenistas del Real Club Náutico de Tenerife (RCNT), Alberto Díaz y Marta Pérez Mur, pondrán rumbo a Estados Unidos para continuar con sus estudios y formación deportiva en las universidades de Nebraska y Texas, respectivamente. Ambos jugadores nautas recibieron recientemente la concesión de las becas deportivas que les permitirán trasladarse a tierras americanas, una vez superados los exámenes obligatorios del TOEFL y el SAT.

Alberto Díaz tendrá su nueva residencia en la ciudad de Kearney, en el estado estadounidense de Nebraska, donde compaginará el tenis con la carrera de “Business”, un equivalente a Administración y Dirección de Empresas, pero enfocado a los negocios con énfasis en Marketing. Respecto a ello, el tenista nauta manifestó que “en esta Universidad se estudia año por año, así que en un principio estaré el primero curso, y ya dependiendo de si me gusta y de si me va bien, seguiré o no”.

Por su parte, Marta Pérez Mur estudiará durante cinco años en Austin, capital de Texas. A diferencia de Alberto Díaz, la jugadora del RCNT no ha elegido aún una carrera específica: “En el sistema universitario americano los dos primeros años pueden ser de estudios generales sin haber decidido exactamente la carrera. Puedes ir dando clases de diferentes asignaturas para descubrir qué es lo que realmente te gusta”.

Para continuar con su formación deportiva en universidades estadounidenses, ambos jugadores de la entidad de la Avenida Anaga se pusieron en contacto con empresas encargadas de gestionar las becas. Los tenistas nautas realizaron dos exámenes obligatorios para acceder a dichas becas: el TOEFL y el SAT. Respecto a ello, Pérez Mur destaca que “hay bastante papeleo y no es un trámite sencillo. Sin embargo, la propia empresa y las universidades con las que nos pusimos en contacto siempre tratan de ayudar en todo lo posible”.

En su caso, Díaz añade que “además de realizar las pruebas, el encargado de las becas me dijo que intentase conseguir la posición más alta posible en el 'ranking' y obtener mejores resultados. Fue complicado en cierto sentido porque todo esto lo iba haciendo durante el curso y resultaba un poco abstracto”.

Alberto Díaz afronta con mucha ilusión esta nueva experiencia. El jugador nauta afirma que “parto a tierras estadounidenses con un poco de nervios, pero sé que tengo que aprovechar esta oportunidad que me han dado mis padres y el tenis”.

Marta Pérez Mur se muestra igualmente positiva frente a esta nueva andadura: “Soy consciente de que me toca afrontar una nueva etapa. Una de ellas es el país y el vivir lejos de casa. La distancia sí que me asusta un poco, porque son muchas horas de avión, pero creo que tanto las personas con las que voy a tratar como todas las facilidades que se me ofrecen allí, harán que me integre sin problemas y que valga la pena salir de mi zona de confort”.

La diferencia de idioma no es lo que más preocupa a los dos jóvenes deportistas. Pérez Mur considera que “como cualquier universitario que va a estudiar a un país extranjero el idioma resulta una dificultad al principio, puesto que es un cambio y se necesita un periodo de adaptación. No obstante, creo que parto con una ventaja, porque al haber estudiado en un colegio alemán, ya sé lo que significa estudiar en un otro idioma que no sea la lengua materna”.

Por su parte, Díaz confía en que todo irá bien: “No creo que sea lo que más me cueste, en general tendré que ponerme las pilas pero ahí hay muchos estudiantes y no todos son completamente bilingües”.

Por último, ambos representantes del RCNT esperan que esta experiencia les sirva como impulso en sus posibles carreras como profesionales del tenis. Marta Pérez Mur destaca que “por primera vez voy a disponer de todas las ayudas necesarias para poder sacar el mejor rendimiento a mi tenis”, mientras que Alberto Díaz declara que “quiero ver hasta donde soy capaz de llegar. Sé que es muy complicado terminar siendo un tenista profesional pero quiero ver cuál es mi límite”.


Descargue documento aquí



Volver