Edmundo Gelonch Villarino reivindica el carácter mestizo de las tierras de América

El escritor argentino destaca que los españoles llevaron a las Indias occidentales “el cristianismo y el sentido de la igualdad de las naciones”


El escritor argentino Edmundo Gelonch Villarino (1940) revindicó este lunes, 3 de septiembre y en el Real Club Náutico de Santa Cruz de Tenerife, el mestizaje de las tierras de América durante la conferencia que impartió con el título de Obra de la Hispanidad en las Indias Occidentales, en la que destacó también y entre otras conclusiones el aporte de la cristiandad y el sentido de igualdad entre las naciones que llevaron los primeros europeos que exploraron aquellos territorios.

Licenciado en Filosofía por la Universidad Nacional de Córdoba y autor de algunos libros, folletos y artículos como Don Quijote como ideal de hombre, Fuerzas Armadas, ética y represión, Educación, derecho de la familia y Recuerdos impolíticos, entre otros, Edmundo Gelonch Villarino lamentó que la tendencia actual sea la de “olvidar nuestros orígenes hispánicos y católicos” y recordó cómo el escritor español Ramiro de Maeztu hablaba de unas Indias occidentales más que de una América, que se extendería desde el Río Grande hasta la Antártida.

Su intervención se centró, sin embargo, en la zona del Río de la Plata, donde llegaron los conquistadores la primera mitad del siglo XVI, tierra en la que se establecieron y en la que poco a poco fueron fusionándose con la población local.

Este largo periodo, dijo, sirvió para estrechar lazos culturales que se han transmitido de generación en generación gracias a la tradición.

“La cultura es un sistema de valores que emana de un primer valor supremo que en la antigua Grecia fue la sabiduría, en Roma la justicia y en la hispanidad la religión”, dijo.

Padre del Prior del Monasterio de Güimar y titulado en Dirección General de Empresas del IAE así como profesor en la Fuerza Aérea Argentina durante 45 años en la charla Obra de la Hispanidad en las Indias Occidentales se centró en la fundación de la ciudad de Asunción, en Paraguay y de la de Buenos Aires, Argentina, esta última una tierra que carecía de metales preciosos y alimentos, aunque sirvió de plataforma para la expansión por el territorio y en el que se producen los primeros cruces con las poblaciones locales. Tanto es así, que Úrsula de Irala está considerada una de las primeras mestizas del Río de la Plata así como Ruy Díaz de Guzmán, que se convirtió en el primer escritor nacido en la gobernación del Río de la Plata y del Paraguay; además, se le considera el primer mestizo de ascendencia hispano-guaraní que registra la historia de la región del Plata en el libro La Argentina manuscrita, en el que narra los hechos desde el descubrimiento por parte de los españoles del Río de la Plata (que en las copias aparece erróneamente fechado en 1512) hasta la fundación de la ciudad de Santa Fe en 1573. La obra está dividida en cuatro partes, aunque se encuentra perdida la última en la cual se relatan acontecimientos que vivió el propio autor.




Volver