La Escuela de Vela Adaptada RCNT Fundación CajaCanarias cierra su tercer curso

Alumnos de ocho asociaciones han pasado por el club entre octubre de 2017 y junio pasado


La Escuela de Vela Adaptada Real Club Náutico de Tenerife (RCNT) Fundación CajaCanarias cerraba el mes pasado su tercer curso desde que se pusiese en marcha.

 Desde octubre del año pasado hasta ahora, han sido ocho las asociaciones que han pasado por las instalaciones de la entidad en la Avenida de Anaga, beneficiándose de las actividades que dicha escuela lleva a cabo: Asociación Apanate, Aula en Clave del Colegio La Salle San Ildefonso, Fundación Tutelar Sonsoles Soriano, Plena-Inclusión Probosco, Aula Educativa Sagrada Familia, Aspronte, CEIP La Verdellada y Centro de Día Hogar San José.

 En total se llevaron a cabo 45 salidas, con un número máximo de seis alumnos por cada una de ellas, siempre acompañados de sus tutores. Cada salida tuvo una duración aproximada de tres horas, siempre en las mañanas de los miércoles y los jueves.

 Esta escuela tiene también una actividad de índole interno. Se cuenta con cinco alumnos que son socios del Club, de edades comprendidas entre los diez y los 23 años. Este grupo está al cargo de dos monitores, que trabajaban con ellos la tarde de los jueves.

 El éxito de esta Escuela de Vela Adaptada RCNT Fundación CajaCanarias se viene constatando desde el mes de octubre de 2015, cuando se puso en marcha.

La escuela cuenta para su cometido con una embarcación de la clase Soling que fue presentada en febrero de 2016. La misma fue adquirida en su momento por la entidad de la Avenida de Anaga gracias a la colaboración de la Fundación CajaCanarias, a través de su Convocatoria de Ayudas a Proyectos Deportivos 2015.

 Esta es la historia de un proyecto muy novedoso, beneficioso para la sociedad tinerfeña en general y especialmente para el colectivo de personas con discapacidad. Con el mismo se busca la mejora del bienestar social, asistencial y sanitario, además del fomento de la actividad deportiva.

 Este tipo de iniciativas suponen una mejora del bienestar social para personas con discapacidad. Se trata de una actividad terapéutica en la que los alumnos experimentan un crecimiento personal porque hacen ejercicio físico, desarrollan un trabajo en equipo, conviven con otros chicos, tienen variedad de experiencias muy gratificantes, aprenden una disciplina deportiva, aprenden sobre sus propias capacidades, se sienten útiles y son protagonistas.

 Desde la suscripción del convenio con la Fundación CajaCanarias a mediados de 2015 se afrontó la adquisición del mencionado barco de clase Soling, adecuado para una navegación cómoda y segura, al que se fueron incorporado, mediante diseño del personal de la sección de Náutica, mejoras adicionales para discapacidad física.

 La Escuela de Vela Adaptada, además de bautismos de mar a vela, ha realizado otras actividades en lanchas neumáticas y botes a remo. La navegación se realiza cerca de la costa de la capital.




Volver