La cantera nauta cierra con éxito su participación en los torneos en clave baloncestista durante esta Semana Santa

Las categorías inferiores del RCNT vivieron días de convivencia, formación y actividad deportiva en diversos rincones del país: Tenerife, La Gomera, Lugo y Madrid.



TENERIFE | Días repletos de actividad para las cadenas inferiores de la sección de baloncesto del Real Club Náutico de Tenerife (RCNT). El parón por Semana Santa no ha sido un impedimento para que los conjuntos de la cantera del club hayan vivido una semana cargada de deporte, baloncesto, diversión y formación.

La mayor parte de las actividades se concentraron entre el pasado 15 y 17 de abril. Durante esas fechas, los equipos de la base nauta estuvieron presentes en tres localidades diferentes: San Sebastián de La Gomera, Granadilla de Abona (Tenerife) y Alcalá de Henares (Madrid).

En la isla colombina, el Minibasket masculino disfrutó de unas jornadas de convivencia donde el baloncesto fue el verdadero protagonista. Igualmente, en el sur de Tenerife, el Junior masculino participó en el III Torneo Nacional de Granadilla. Más lejos se desplazó el Precadete masculino, participando en la capital de España dentro del Torneo Ciudad Alcalá 2019.

Las jornadas baloncestistas durante este periodo de festividades se completaron en Galicia. Lugo sirvió como sede oficial, desde el pasado jueves y hasta este sábado, del XIV Torneo Internacional 'Lourenzá en Xogo 2019', con la presencia de los siguientes equipos del RCNT: Preinfantil, Precadete y Junior femenino.

Cuatro torneos de carácter regional y nacional donde los entrenadores del RCNT han priorizado, por encima de todo, los valores que fomentan la práctica deportiva, la convivencia en grupo, la formación a través de la actividad física y la diversión. Y es que los chicos y chicas del club han estado acompañados bajo la atenta mirada de sus entrenadores: Guillermo Cejas, Eduardo Oramas, Juan Andrés García, Javier León, Daniel Galán, Paula Solís, Sergio Martínez, Luis Ramón Martín, Jöel Hernández y Attasat Martín.




Volver