El Náutico se lleva un espectacular derbi canario ante el CB Aridane

La Marea tuvo que emplearse a fondo para doblegar al CB Aridane, teniendo que recurrir a la prórroga.


TENERIFE | El Náutico de Tenerife tiró nuevamente de oficio y efectividad para anotarse una complicada salida ante el CB Aridane (103-106). El combinado nauta tuvo que recurrir a la prórroga para firmar un trabajado triunfo que le aúpa a las posiciones de cabeza.

La llegada de la cuarta en clave positiva para los de Santi Lucena se hizo esperar, pero mereció la pena. Dosis baloncestistas de emoción que tiñeron el Pabellón Severo Rodríguez, en una fiesta del derbi canario plagada de alternativas que cumplió satisfactoriamente las expectativas.

Los tinerfeños empezaron sumamente concentrados el partido. Bien en el acierto y llevando generalmente el mando sobre el luminoso. Sin embargo, el CB Aridane demostraba que no iba a ponerlo fácil, metidos de lleno en cada jugada con el apoyo extra de una afición local que daba alas a su equipo. El Náutico se marchaba al final del primer cuarto con seis arriba, mientras que se retiraba a vestuarios en el descanso con +7 de ventaja (44-51).

Los de Carlos García siguieron apretando a la vuelta del descanso. Las idas y venidas de aro a aro eran una constante. El alto porcentaje de acierto en tiro presagiaba que el partido se decidiría en ataque. Bocoum y Mcdonald lideraban al CB Aridane en la canasta, mientras que el papel protagonista en el Náutico de Tenerife se repartía entre Sami Eleraky, Niang, Samuel Rodríguez y Jorge Del Pino.

Los nautas se marchaban al último cuarto con diez puntos de diferencia (69-79), pero el factor cancha reenganchó a la escuadra palmera para firmar una recta final que obligó a decidir la contienda en la prórroga (94-94).

Ese pequeño descontrol durante los últimos instantes del duelo se vislumbró débilmente en la prórroga, ya que la escuadra de la Avenida Anaga recuperó rápidamente su mono de trabajo para desquitarse de presión y dudas, aunque el CB Aridane no se rendía mediante la consecución de algunos triples. La emoción permaneció como elemento indisoluble hasta que La Marea sentenciaba definitivamente la contienda, cobrando una ventaja de tres para terminar defendiendo el resultado con efectividad. Ellos, en un último intento, fallaron a la épica. Decidieron los pequeños detalles. El Náutico se hizo con el rebote y el colegiado decretaba el final de una noche mágica de baloncesto canario (103-106).

Los chicharreros firman de esta manera su cuarta victoria consecutiva, no exenta de sufrimiento. La próxima cita será el próximo fin de semana, en el Pabellón RCNT, contra el NCS Alcobendas.

CB Aridane (103)

Guillermo González (16), Corey Raley (14), Iñaki Hortelano (3), Eudaldo Imobach (5), Aleksander Rac (11), Nouhoum Bocoum (27), Yeray Rodríguez (0), Walter Calero (0), William Mcdonald (27).

Entrenador: Carlos García

Náutico de Tenerife (106)

Alberto Cabrera (3), Jorge Del Pino (14), Saulo Román (0), Mads Stürup (10), Tim Tomazic (11), Samuel Rodríguez (14), Danilo Brnovic (9), Juan García (0), Sami Eleraky (21), Serigne Niang (15), Roberto De La Rosa (9).

Entrenador: Santi Lucena

Parciales:

26-32

18-19

25-28

25-15

9-12

Incidencias: partido de la décimada jornada del grupo B de la Liga EBA, disputado en el Pabellón Severo Rodríguez ante unos 200 espectadores. Al encuentro asistió el presidente de la sección de baloncesto del RCNT, Rafael Pérez-Alcalde.




Volver