El Náutico Kia Tenerife ULL derrota a La Salle Tenerife en Primera Cadete Femenino y acaricia el título

Las nautas aspiran a hacerse con el campeonato insular este fin de semana y clasificarse directamente para el Canarias


El Náutico Kia Tenerife ULL logró el pasado domingo un triunfo muy importante en la liga insular de Primera Cadete Femenina. Las nautas derrotaron en el Pabellón de la Avenida de Anaga a La Salle Tenerife por 64-54.

Ya solo queda una jornada para el final de la liga y el equipo del Club Baloncesto Real Club Náutico de Tenerife (CB RCNT) rendirá visita al Luther King 2001 este domingo a partir de las 12.00 horas. Una victoria aseguraría al equipo el título de campeón insular, que este año clasifica directamente para el de Canarias.

El Náutico Kia Tenerife ULL depende pues de sí mismo para hacerse con el campeonato, pues el pasado domingo no solo ganó a La Salle, sino que lo hizo superando el basketaverage, dado que en el encuentro de la primera vuelta había caído por un solo punto (51-50), en lo que ha sido su única derrota hasta la fecha. Por otra parte, la del domingo fue la primera derrota de La Salle, de ahí la trascendencia del choque.

Paula Solis, segunda entrenadora de las nautas, explica que “el partido fue, como esperábamos, muy intenso y disputado hasta los últimos segundos por parte de los dos equipos”.

“Durante la primera parte nos hicimos con una pequeña ventaja de apenas unos puntos, que nos ponían por encima en el marcador; situación que conseguimos mantener los primeros diez minutos, concluyendo el cuarto con cuatro puntos arriba. Durante los siguientes diez minutos pudimos apretar un poco más y conseguir aumentar dicha diferencia en 12 puntos”, añadió la preparadora.

Tras el descanso y durante los siguientes cinco minutos, con una fantástica racha tanto ofensiva como defensiva por parte de las locales, la ventaja subió a los 20 puntos. No obstante, La Salle respondió de una manera muy contundente, acortando drásticamente esa renta y creando una gran tensión en el partido.

Solis explica que “el juego continuó sin un claro vencedor a pesar de que conseguíamos mantenernos por encima en el marcador, casi repitiéndose lo vivido en los minutos iniciales, aunque esta vez con los nervios a flor de piel al vernos tan cerca de la victoria”.

“Finalmente en los últimos minutos nuestra afición se entregó a animarnos haciendo retumbar el pabellón y dándonos fuerzas, tanto a jugadoras como equipo técnico, para hacer ese último esfuerzo y alcanzar la tan ansiada victoria”, significó Paula Solis.

“Personalmente es un orgullo pertenecer a este pequeño grupo de guerreras, que no dejan de sorprenderme día a día. Por otra parte tengo que felicitar al gran equipo de La Salle por haber trabajado hasta el final y darles las gracias por ofrecer este impresionante partido”, concluyó.


Descargue documento aquí



Volver